¿Te gustan los Fan fics de Harry Potter?

¡¡Hola a todos!! ¿Os gusta leer los fics de Harry Potter? ¿Teneis alguno escrito y lo quereis publicar? ¡entrad en este foro, para fics de Harry Potter! podrás publicar los tuyos y leer otros cuantos! Historias sobre las parejas, historias de aventuras, misterio, terror, amor…o tus propias versiones de Harry Potter 7, como crees que será!

¡¡¡entra y llenate de mágiaaa!!!

http://fanficshharrypotter.foroportal.es/index.php


27 comentarios to “¿Te gustan los Fan fics de Harry Potter?”

  1. CAPITULO 1: EL PRINCIPIO DEL FINAL

    Solo habían pasado ocho días, pero parecia una eternidad desde el ataque de los mortifagos a Hogwarts. Parecia ya muy lejano el incidente en la torre.
    Cada vez que recordaba como habia sido asesinado Dumbledore, la impotencia y la rabia lo hacian presa. Sentia como la ira corria por sus venas cuando recordaba las palabras Avada Kedavra saliendo de la boca de Snape.

    Se incorporó, y vio como le saludaban alegremente Ron y Hermione desde la fotografia de la pared, la habian tomado hacia ya casi dos años en una de las reuniones del ED.
    Cogio la manzana que le habia sobrado de la cena y empezo a manosearla distraidamente mientras se levantaba y se paseaba por la habitación. Nunca antes le habian oprimido tanto esas cuatro paredes del número 4 de Privet Drive. Paseó por la estancia recordando del “porque” aun no se habia largado de aquel maldito lugar.
    Casi lo podia ver, la visión era tan real que se estremecio; oia claramente las palabras de Dumbledore:

    “Són lazos de sangre, Harry, lo que te han protegido hasta ahora. El sacrificio de tu madre y extendiendose a tu tia Petunia, tu ultimo pariente, es lo que te ha estado protegido, por lo que Voldemort no ha podido darte muerte hasta ahora.
    Recuerda, Harry, que la protección desaparecera cumplidos los 17 años. Es mi deseo, por tanto, que convivas con tus tios hasta ese momento”.

    Dejo la manzana en el escritorio al lado de la jaula de Hedwig.
    Repaso mentalmente lo que haria hasta que lo vinieran a buscar para la boda de Billy y Fleur. Tenia muchisimas ganas de que llegara el dia, un momento de paz y felicidad antes de o que se avecinaba.Pero aun anhelaba aun mas que llegara el 31 julio…. tendria entonces 17 años y podria dedicarse unicamente a encontrar y destruir los Horrocruxes que faltaban para entonces, enfrentarse finalmente a Voldemort y hacerle pagar por todo lo que habia echo.
    Mientras Harry entraba en un letargio de sueño, alguien se debatia para sobrevivir.

    Varios rayos de luz cruzaron la estancia. Rojos, amarillos y …. verdes. No cedio ni por un momento, en su mente solo habia una meta, tenía que conseguirlo a toda costa, no debia fallar, no podia. Hizo un esfurzo descomunal y de su varita salio un imponente rayo verde que dio de pleno en su oponente, el cual cayó como un muñeco de trapo. Lo había logrado.
    Buscó a tientas y encontro la bolsa que habia traido consigo. Era de piel de dragon cola-cuerno, muy resistente. Se la colgó, mientras miraba por ultima vez la sala donde había luchado. Se llevo la mano al pecho una mano.
    Empezo a buscar a oscuras la salida y aceleró el paso al ver una timida luz mostrarle el camino. Se precipitó por la abertura que le devolvia a la realidad, al aire libre. Avanzo un poco, alejandose de alli, se apoyo en la roca mas cercana. No pudo mas. Se desplomo sobre el suelo de tierra rojiza. No le quedaban ya fuerzas, pero habia merecido la pena. Tanto dolor y sufrimiento. Por fin habia cumplido su misión, Él estaría tan orgulloso…..
    Suspiro y con dificultad se puso en pie. Se sintio al borde de sus limites, apenas le quedaban fuerzas. Miro, una vez mas alrededor, vio la salida por donde hacia unos segundos había aparecido e intento capturar un ultimo recuerdo de lo que habia echo…… Solo tenia ganas de regresar y darse un baño. Sentia como si algo sucio le estuviera invadiendo el cuerpo.

    Se coloco la capa de viaje y echo a andar entre la arboleda. No miro atras, con orgullo recordo el final. Sonrio. Era el momento.

    Crac.

    Desaparecio dejando atras un autentico caos. Si Él estaría muy satisfecho de su trabajo. No olvidaria este gesto. Nadie lo había hecho tan rápido y tan meticuloso.

    Por fin habia llegado. La casita en cuestion era una antigua pero robusta casa de campo; solitaria en un bello pero extraño paraje, a mucha distancia de cualquier otro ser humano. Cruzo la verja del jardin.
    Con un suave giro de varita desencanto el tramo que le llevaba hasta el portal de la casa. Se encamino hacia el, su paso era rápido. Al llegar se detuvo, miro alrededor y abrio la puerta. Se giro para comprobar que no habia nadie, volvio a hacer el giro de varita y cerro la puerta tras de si.

    Casi no le dio tiempo a llegar al sofa, que se habia desmayado. La mano derecha la apreto fuertemente contra el pecho, cerquita del corazon y sonrio. Cayó en un sueño profundo, demasiadas cosas para tan solo un dia.
    – Harry. Harry, despierta.- Le susurro una voz familiar
    – Ummmmmmmmm no quiero desayunar…..- dijo girandose lentamenten con la sabana, dejando al descubierto los pies.
    – Harry, despierta. Es importante. Tengo que hablar contigo – Le apremio en un susurro la voz, mientras sentia como lo zarandeaban.
    De mala gana, abrio los ojos y vio como la figura se levantaba de la cama y nerviosamente se acercaba a la mesilla de noche. Intento enfocar y reconocio a su tia Petunia que había alcanzado la foto que tenia de sus padres.

    – Como te pareces a ellos, Harry – Petunia hizo algo que nunca antes habia echo…… lo miro con ternura.
    Se sento en el borde de la cama. Harry estaba aturdido. No sabia si era, por que aun no se habia despertado, o por el gesto cariñoso de su tia. La miro lentamente y se sobresalto al pensar que nunca antes se habia parecido tanto a su madre…..ese pensamiento le puso la piel de gallina. Aunque ellas eran hermanas no se parecian en nada.
    – Harry, escuchame. Hay algo que debo decirte. Algo que llevo callando demasiado tiempo, pero ya no aguanto mas. no puedo- Se había puesto a temblar.
    – Tia Petunia…….. que te pasa?…- solo la habia visto tan alterada cuando recibio el vociferador de Dumbledore en el salon el año anterior.
    – Verás Harry….- Le aparto de la cara el mechon que le caia descuidadamente- Lo que te quiero decir, bueno, lo que intento decirte es……….. es que no se por donde empezar!!!!!- Se puso de pie y fue hacia la ventana, se retorcia nerviosamente las manos. Empezó a gimotear. Harry se debatia entre la curiosidad y la lastima. Nunca su tia se le habia acercado tanto, nunca la habia visto así. Que estaba sucediendo?. Tan grave era?.
    – Quizas sera mejor que empiece por el principio- Respiro hondo y miro a su sobrino. Tenia los ojos de su madre. Una lágrima surco el rostro de la mujer.
    – Antes de que Lily recibiera la carta, ella y yo ya sabiamos que era diferente…. Verás, cuando eramos pequeñas estabamos muy unidas. Si Harry, tu madre y yo. Recuerdo una ocasion en que tuve una pesadilla y me desperte llorando. Tu madre hizo que aparecieran chispas de luz en forma de mariposas, para que dejara de tener miedo. Me hacia reir con ellas para que no estuviera triste- Sonrio y sorbio los mocos. – Cuando llego la carta y ella se tuvo que marchar me quede tan sola … La echaba de menos. No entendia del por que se habia tenido que ir. Me dolio tanto que se separara. Me abandono. Allí cambió. Cuando volvia a casa estaba rara, diferente. Ya no compartiamos nada….era tan…….magica!!!- suspiro. Se volvio a acercar a la cama, donde un adolescente la escuchaba casi sin dar credito a lo que estaba oyendo.
    – Debo reconocer que fui egoista. No soportaba que mis padres dijeran lo buena que era, lo inteligente que habia salido. Una bruja en la familia. Especulaban de donde habia sacado ese don. Con sus comentarios, casi me echaban en cara el hecho de que yo no fuera……bueno, bruja. Nos comparaban. Por eso, cuando estaba en casa siempre estaba enfadada con ella, hacia lo posible por no estar mucho rato con ella. Y se que ella no tenia la culpa, Harry, pero no se- Le estaba costando mucho contarle lo que habia sucedido a su sobrino.
    – El año que dijo que había conocido a tu padre- prosiguio – Recuerdo que yo tambien habia conocido a Vernon. Cuando me dijo que se iba a casar……… me alegre por ella pero, pero no le dije nada. Sabia que eso le doleria mas. Aun asi, tu madre me felicito por mi compromiso. Tus padres asistieron a la boda y nos hicieron un bonito regalo…. Por mi parte, asistimos a la boda de tus padres lo justo para que nos vieran los parientes. Parecia tan feliz!!! Despues de la boda, tome una decisión junto con tu tio Vernon; no queria saber nada mas de mi hermana. Borron y cuenta nueva. Le mande una carta a tu madre diciendole que no queria saber nada del mundo magico, que mi esposo y yo pensabamos que era lo mejor y que por favor no nos visitaran mas. Aun guardo la contestacion de tu madre…..de hecho, ella nunca dejo de escribirme. Me mandaba fotos, fotos tuyas de bebe. Me explicaba lo de Valcamort-
    – Voldemor- le corrigio su sobrino, que seguia atento pero su actitud habia cambiado.
    – Eso – Miro a su sobrino. La cara de Harry era un poema. El chico la miraba con asco, a pesar de que seguia atento. Ella ya esperaba que esa seria su reacción. Ese era su castigo. No quiso alargarlo mas.
    – Cuando tus padres murieron y te acogimos, jure que no tendrias, ni tu, ni nosotros, nada que ver con el mundo magico. Por eso te apartamos de todo y cuando descubrimos tus rarezas………, se que no nos portamos bien, pero el trato que te dimos………te parecias tanto a tu padre…..- No encotraba las palabras para excusar su nefasto comportamiento. – Para mi, la magia fue la culpable de que mi hermana se comvirtiera en….-
    – Mi madre era una mujer excelente, una bruja de gran talento!!!!!!!! – Exploto Harry. Noto que le ardian las mejillas. La lastima que habia tenido al principio por su tia se habia esfumado. Solo le quedaba odio.
    – Lo se, lo se- Se apresuro a decir. No queria que el resto de la familia se despertara. – Dejame acabar, Harry –
    A regañadientes, Harry cerró la boca. Como se habia atrevido a insinuar….. su padre, la magia. Ja!
    – El hecho es, Harry, que bueno, queria que supieras la verdad y queria darte esto- Le acerco una caja de madera tallada. Era muy vieja pero muy bonita. – Esta caja me la regalaron tus padres el dia que me case – acaricio la tapa y la abrio. –
    En ella guardo las cartas de tu madre, mira- Le acerco unas fotos viejas donde se vio por primera vez con dias de edad. Vio a su padre y a su madre. Le cogio de las manos la caja a su tia. Un nuevo sentimiento le estaba sacudiendo por dentro. Empezo a empaparse de todos los recuerdos que contenia aquel ‘tesoro’.
    Petunia se acerco y saco una cajita de alabastro negra. En la tapa, en nacar perlado habia incrustada una rosa. -Esto, pertenecio a tus padres. Fui mi regalo de bodas, pero les hice prometer que no se lo dirian a nadie
    Harry la abrio y contemplo dos alianzas. Se sintio al borde. Eran las alianzas de sus padres. Las tomo en su manos y las miro enbeselado. Oro blanco gravado en un extraño lenguaje. Instintivamente se las probo, las miro. Las recordaba.
    De repente su tia se puso en pie. Temblaba. Miro a su sobrino y le dijo:
    – Bien se Harry que hoy tu protección se desvanecera. Correras peligro. Tambien mi familia si te quedas aqui- la hizo callar un ruido en la habitacion del fondo , parecia que tio Vernon se estaba despertando – Se que te iras con tus amigos, solo queria que supieras…….. bueno. Como fue todo. Quiero que te lleves la caja. Lee y mira lo que hay en ella. Se que te ayudara a conocer mas a tu madre- Varias lágrimas surcaban el rostro de tia Petunia, pero parecia mas serena. Como si le hubieran quitado una gran carga.
    Harry volvio a sentir lástima de ella -No quieres quedartela tu?- Le dijo con un hilo de voz.
    Se limpio las mejillas y sonrio -No. Me se cada letra y coma que mi querida hermana escribio. Se que a ti te haran mas bien- Despues de eso, se dirigio a la puerta. Se giro y vio el rostro desconcertado de su sobrino. Salio de la habitacion y Harry la oyó empezar ha hacer el desayuno.
    Miro la caja que tenia entre las manos. Aun se sorprendia los misterios que concernian su pasado y el de sus padres. Nunca penso lo que tia Petunia guardaba para si.

    Un golpeteo en la ventana le saco de sus pensamiento. Pigwidgeon, la lechuza de Ron, intentaba entrar. Casi se habia olvidado del día que era. Dejo la caja de sus padres encima de la cama y se apresuro a abrir la ventana. La lechuza uludo de alegria al reconocer a Harry. Llevaba una carta. Reconocio la letra enseguida. Era de Hermione. Seguramente estaria con Ron y los demas en la Madriguera. Rasgó el sobre y desdoblo la hoja que alvergaba.

    – Querido Harry……
    Querido Harry:
    Ante todo, Felicidades por tu mayoria de edad de parte de todos nosotros!!! Tenemos muchas ganas de verte por que hay mucho que contar. Los preparativos de la boda estan casi finalizando (no olvide tu tunica de gala y el regalo, eh?)
    Hemos averiguado muchas cosas (orden, cuartel gral, horrocruxes), pero no me extendere mucho. Solo decirte que al medio dia vendrán Lupin, Charlie y Ojo loco para escoltarte.
    Te podremos al dia en cuanto nos veamos. Hasta entonces ten cuidado y no te muevas de casa de tus tios.
    Con cariño.
    Hermione.

    P.D. Tus regalos te estan esperando. Y nosotros tambien.

    Era muy tipico de Hermione. Parecia su madre, como se notaba que era la mayor….y como la echaba a faltar, y a Ron y a Ginny……

    Doblo cuidadosamente la carta y volvio su atencion a la caja que le habia entregado su tia. Decidio guardar alli la carta de Hermione y bajar a desayunar, pues su estómago le reclamaba algo sólido en dignas condiciones.

    Echo un vistazo a su alrededor, no tendria que hacer mucho equipaje, además, siendo como era tecnicamente ya mayor de edad haria el equipaje con mágia.

    Pigwidgeon estaba intentado hacerse un hueco en la junto con Hedwig. A pesar de que no le había echo gracia que la pequeña lechuza le interrumpiera el sueño, solo abrio un ojo y se echo a un lado.
    Parecia que la lechuza de Ron habia recorrido un largo viaje. A lo mejor no venia de la madriguera, penso Harry; pero se antepuso su estómago a su curiosidad, cuando subiera ya pensariaen ello.

    En la cocina ya estaban a la mesa tio Vernon, escondido detras del diario y su “querido” primo Dudley, que engullia cereales. Atras habian quedado los dias de regimen, por que tia Petunia no podia ver como su niñito ‘sufria’ por no poder comer mas que pomelo y queso descremado. Tia Petunia, por su parte, había retomado la actitud distante hacia él, a pesar de que le dedico una timida sonrisa cuando le puso zumo de naranja. El desayuno transcurrio como un dia cualquiera: Tio Vernon hablando de las ventas de sus taladros y de las reuniones importantes y Tia Petunia alabando lo maravilloso que era y haciendo la vista gorda cuando Dudley cogia a escondidas unos pastelillos de mas…. Harry ignorando y siendo ignorado.

    Acabo su desayuno, recogio el plato y subio a su habitación. Tenia muchas cosas que pensar y pocas que ordenar. Empezaba a ponerse nervioso. La hora estaba cerca y estaba deseando volver a casa.
    Ya era mas de medio día. El sol entraba por las ventanas de la vieja casa y llenaba de luz todos los rincones. En el amplio salón, tumbada en el comodo sofa azul, se encontrabauna bella mujer que dormia placidamante. Estaba agotada. Su pelo se desparramaba por el suelo, como una explosion de fuegos de artificio. En su rostro y brazos aun se veian señales de la lucha feroz que había mantenido aquella noche.

    Abrio lentamente los ojos e intento recordar donde se encontraba……….si! Ya lo recordaba. Casi de inmediato se llevo la mano al pecho. Allí estaba, por lo que tanto había luchado, por lo que tanto había sufrido. Sonrio satisfecha y penso que ya había descansado bastante.

    -Ya es tarde y estaran preocupados…. pero creo que me merezco una ducha- dijo estirandose.

    Salió del salón y atraveso el recibidor. A mano izquierda habían unas escaleras que subian. Recorrio la estancia con la mirada y al posarse en el cuadro que tenia enfrente, recordó los momentos que allí había vivido. Parte de su vida estaba ligada a aquella casa. Allí había nacido, en una epoca oscura. En el salón fue apadrinada. Tenia muchos recuerdos de cuando era pequeña, en aquella casa.
    Se dejo envolver por esos recuerdos mientras subia las escaleras, tamboreando distraidamente el pasamanos de la baranda. Era de madera oscura y hierro forjado.
    Llego al recibidor del primer y último piso, era de madera, al igual que el resto de la casa. Caminó hacia la segunda puerta y la abrio. Ante ella se presento un majestuoso baño. En el centro de la estancia se encontaba una gran bañera de patas de plata. A mano derecha tenía la pica para lavarse las manos, era de marmol rosado esculpido, del centro le salian retorcidos dos grifos de plata. Al lado estaba el inodoro, que tambien esta de marmol rosado gravado. Coronando aquella pared habia un gran espejo en forma de mural.
    En el lado izquierdo un gran armario de madera oscura albergaba suaves y mullidas toallas. Tambien estaba abastecido de jabones, aceites y varias pociones. Realmente su madre había echo un gra trabajo, dado que la casa habia estado abandonada varios años.
    Se dirigio a la bañera y, alzando su varita, la lleno de agua caliente. Lo único que quería era sentirse limpia y recobrar fuerzas. Del armario tomo aceite “maritimum” y lo derramo dentro de la bañera. Lentamente entro en ella. Tuvo la calida sensacion del mar recorriendo su piel desnuda.

    -Si él estuviera aqui……… – Sacudio la cabeza para librarse de la imagen que se le habia formado en ella.
    Lo vería pronto y, hasta entonces, tenía que estar centrada en la mision que se le había encomendado. Solo a ella.

    Decidio relajarse. Fijo su mirada en la vidriera que estaba en la pared del fondo, salpicaba de color con la luz del sol. Esa paz la dejo adormilada.

    Consiente de que no tenia mucho tiempo, sali de mala gana del agua y envolvio su cuerpo con una gran toalla azul. Miro al espejo que tenia enfrente y le devolvio una imagen muy diferente a la que muchos recordaban. Hacia poco mas de un mes que se habiía marchado, pero habia cambiado mucho. Se examino, su cuerpo había adquirido unas curvas muy femeninas….
    -Que dirá cuando me vea? Se dara cuenta de lo que he cambiado? Ahora parezco mas mayor……- Se asusto -Le complacera mis cambios???- Se acerco al espejo para mirarse mas de cerca. Realmente se habia convertido en una mujer bella. Se examio las heridas, ya apenas se le notaban. Tomaría cicatricux antes de marchar. no quería preocupar a su familia.

    En poco menos de media hora ya estaba lista. Repaso mentalmente las instrucciones que tenia. Sabia lo que tenia que hacer y decir. No podia perder mas tiempo.

    Salio de la casa y con un giro de muñeca volvio a hechizar el camino y los alrededores que guardaban aquel lugar secreto. Empezo a caminar por el sendero y ¡crac! desaparecio para reencontrarse a muchas millas de alli. El paraje era familiar, ya estaba en casa.
    Repasó mentalmente todo lo que había introducido en el baúl…. no queria dejarse nada en aquella habitación que fuera suyo.
    – A ver. La ropa, que no es mucha, esta toda. Túnicas, el regalo de Billy. Los libros, creo que no me dejo ninguno. Fotos, el albun. El mapa. El chivascopio. Esta todo.- Miro a la ventana. Estaba atardeciendo. Herminone le habia dicho que vendrían al medio día. Se estaban retrasando, lo cual no era de extrañar. Pero, y si no venian? Ese pensamiento le molesto. Se sintio solo. Abandonado.
    – No, No. Animate, vendrán. Seguro que ya no tardaran mucho. Habrán tenido que tomar precauciones, es de lógica ahora que Voldemort esta cogiendo mas fuerza – Estaba empezando a pensar como Hermione.

    Acabó de meter en el baúl sus dos últimas pertenecias, el retrato que le regalo el elfo doméstico Dobby y la caja que le había entregado su tía; y lo cerró.
    Mientras, en el piso de abajo oyó unas voces familiares. Reconoció enseguida la voz del profesor Lupin. Se apresuro a bajar por las escaleras.

    – Buenas tardes Harry- Lo saludo con entusiasmo Charlie.
    – Buenas tardes, Harry. Perdón por el retraso. Hemos tenido unos ligeros contratiempos…. Sonrio el profesor Lupin. Tenia mejor aspecto físico pero la mirada muy triste. Ambos iban vestidos con trajes muggles.
    – Hola Charlie! Hola profesor Lupin!! – Les saludo Harry – Ya estoy preparado, nos vamos?- Les apremió. Lupin se aclaro la voz y dijo:
    -Charlie, por que no ayudas a Harry a bajar el equipaje, mientro yo hablo con sus tios. Y Harry, por favor, deja la capa de invisibilidad a mano. Gracias.-

    Mientras que los chicos subieron hablando de dragones, en la entrada se hizo un silencio incómodo. Petunia reaccionó.
    – Le apetece una taza de té, señor……..Lupin, verdad? – Con un ademán le indico que la siguiera hacia la puerta del final del pasillo.
    – Si, Lupin. Aunque llameme Remus, por favor. Y si, le agradezco el té, señora Dusley. Hemos tenído un trayecto accidentado- La siguio por el pasillo y entraron en la cocina.
    -Llameme Petunia- Y le dedicó una tímida sonrisa.

    Tio Vernon segia la escena anonadado desde el salón. Su mujer, no solo estaba siendo amable con un mago, si no que le estaba haciendo un té. Hasta le había sonreido!!!! La vena de la sien se le estaba empezando a hinchar. Conocia a aquel desgraciado, lo habia visto un instante en la boda de los Potter, uno de sus amigos raros. Decidio seguir el espectaculo más de cerca, Petunia estaba muy rara aquel día.
    Vernon entró en la cocina, y haciendo acopio de sus modales, se sento en la mesa sin prestar atención al invitado.

    – Ah querido. Te apetece una tacita de té y pastas?- Dijo Petunia, que servia el té de Lupin.
    – Buenas tardes señor…..- Lupin hizo el ademan para darle la mano.
    Vernon no le dejo acabar. Le lanzó una mirada furibunda y le espeto:
    – Al grano. Han venido a llevarse al mocoso, no?-
    La sonrisa de Remus se esfumo y adopto un rostro serio. No le gustaba aqulla montaña-hombre que bizqueaba.
    – Asi es. Hemos venido a llevarnos a Harry. Solo queria aclarales unos detalles; como donde va a vivir y lo que esta ocurriendo en estos momentos- Dio un sorbo al te que le habían servido y prosiguio. -Harry heredó una casa por parte de su padrino Sirius. No ira allí a vivir, pero tiene solvencia economica. Para su protección se ha decidido que…..-
    – Protección?!?!? Que protección!!! Nosotros no queremos nada suyo- El rostro de tio Vernon estaba experimentado varias tonalidades de rojo y morado.
    – Dejeme acabar, por favor – Realmente Harry tenia razón, su tio era irritante.- Como sabrán Voldemort a vuelto y la proteccion de Harry se esfuma hoy. Para su proteccion no sabran el paradero de Harry. Cuando todo acabe, alguien se pondra en contacto con ustedes y se les informara de todo-.
    – Como si nos importara – Volvio a interrumpir Vernon con su socarrona voz.
    – Vernon querido, no interrunpas. Cuanto antes acabe, antes se irán- Le dio unos golpecitos cariñosamente en la mano.
    – No hay nada mas que decir- Lupin apuro la taza de té y se puso en pie. Casi como si lo hubieran oido, aparecieron Harry y Charlie.
    – Nos vamos ya? Harry estaba ansioso por salir de aquella casa. Lupin asintio con la cabeza.

    Se dirigieron al recibidor.
    Wingardium Leviosa Para el horror de los Dursley, el baúl levitaba dos palmos del suelo.
    – A no!!!! No pensara ir por ahí con ese trasto levitando?- La cara de tio Vernon era ya lilacea de furia. Ignorandolo, Lupin dijo:
    – Harry, tienes la capar a mano? Bien, tapa el baúl para no causar molestias- Arrastró “molestias”. No era típico de Lupin ironizar pero la actitud del sr. Dusley le estaba crispando los nervios. Tenian en su casa el único ser que podria librarlos de Voldemort, del horrory ese energumedo intantaba desacerse de Harry como si de una piel de platano se tratara.

    Empezaron a salir de la casa. Harry iba el último. Se giró y dijo:
    – Esto……. bueno. Gracias por todo. Ya os escribire, y espero tener noticias vuestras- Dicho eso, miro a su tia. Ella sonrio y sin pronunciar palabra articulo un “Adios Harry”.
    Echaron a andar. Se estaba haciendo tarde.

    – Que quiere noticias nuestras………..ja!!!- tio Vernon estaba llegando a la cocina.
    -Vernon, querido. Piensa que, al fin y al cabo, lo hemos tratado como a un hijo- Vio como su sobrino se alejaba. Y cerró la puerta.
    – Vamos Harry, hay que darse prisa. Alastor debe de estar intranquilo y no es buena señal que este todo tan calmado- Le apremio Lupin. Parecia muy cansado.
    -Si, ya me ha dicho Charlie que nos esperaba en el almacen del parque River. – A Harry le costaba seguir el paso del grupo. Si al menos tuviera su escoba. Aun recordaba como lo habian ido a buscar hacia ya dos años para llevarlo a casa de los Black. Cuando Sirius aun estaba vivo…..
    – Harry, ten la varita preparada- Algo había alertado a Charlie. Estaba acostumbrado a los ataques sorpresa de los dragones. Notaba que los seguian.
    Harry obedeció y empuñó su varita. Charlie y Lupin parecian nerviosos.
    ¿Los atacaría Voldemort? Era una posibilidad, ya que ahora no había nada que le impidiese matar a Harry, y si tenian en cuenta la profecia….
    Apresuraron el paso, ya casi habian llegado al almacen y a pesar de que tenian mucho de que hablar, no pronunciaron palabra.

    La noche se había cernido sobre ellos cuando llegaron al almacén. Era un edificio mas bien pequeño que apenas conservaba la mitad de su estructura original. Hacia años que estaba abandonado por culpa de un incendio que se habia saldado con la muerte de mas de trescientas personas y la bancarrota para los dueños.
    Cautelosamente entraron en la nave, allí no había ni rastro de Ojoloco Woody. Pero tampoco había señales de lucha.

    De repente, se cerró la puerta del almacen y se sucedieron varias explosiones en cadena detrás de ellos. Los envolvió una nube de polvo y mugre. Apenas se podía respirar……….

    – No solo llegais tarde, si no que además entrais sin aseguraros de que no hay mortifagos- gruño Alastor, apareciendo de detras de una columna.
    – Harry!!!!!!!! Nos alegramos de verte, y de una pieza!!!- soltarón al unisono Fred y George, que había aparecido de la nada. Lo abrazaron a la vez.
    – Hola chicos!!! Muy típico de vosotros. Veo que los “sortilegios Weasley” se van perfeccionando – dijo medio apretujado por los gemelos.
    – Si. Estamos muy orgullosos. Con ello estamos colaborando mucho con la orden -Dijo Fred.
    – Hay muchas cosas que contar Harry. Ahora somos “indispensables”- Dijo George giñandole el ojo.

    Harry, mientras se limpiaba las gafas recordó la época de las orejas extensibles. Ay!!!! se habia cortado, otra vez se le habían roto. Como era? penso. A sí……..Oculus Reparo.

    – Sentimos el retraso Alastor, ya explicaremos despues los detalles. Ahora, vamonos. Nos estan esperando. Al traslador!!!!- Dijo Remus atajando la perronata que Alastor estaba a punto de soltar.
    Se acercaron todos a una lata de cerveza San Miguel.
    – Harry, coge bien el baúl y la capa- Le recordó Charlie. Casi no le dio tiempo que……. 3, 2, 1…….. estaba en una espiral de colores. Aterrizaron bruscamente en el jardín de la madriguera.

    Se pusieron de pie y respiraron hondo.
    Daba gusto volver a estar allí, penso Harry. Miro hacia la madriguera y vio que habia luz. Todo estaba como siempre a excepción con la gran carpa blanca que se había levantado para la boda.
    -Vamos. Molly debe de estar impaciente. Y los demás tambien- Dicho esto, Lupin hizo levitar el baul de Harry y comenzaron a caminar hacia la casa.
    Conforme se iban acercando a la madriguera, podian oir el murmullo de gente que les estaban esperando. El humo que salia por la chimenea indicaba que Molly ya habia echo la cena. Harry se sentia hambriento, Molly cocinaba tan bien….

    – Tu primero, Harry- Le indico George en el umbral de la entrada.

    – Bienvenido Harry!!!!!!!!!- Gritaron al unisono.
    – Hola a todos- Dijo maravillado Harry. No esperaba tanta gente.

    Vio como Molly se secaba las lágrimas con el trapo de cocinar que llebava sujeto a la tunica de flores, se acercó hacia él y lo abrazó como si no lo hubiera visto en años; se despegó de él para comprobar lo alto y delgado que estaba y, sin previo aviso, lo colmo de besos como a un hijo más. A pesar de que Harry le tenía gran cariño, le incomodaba esas muestras de cariño. Ojalá no lo hubiera echo por que Harry parecia un tomatito con gafas cuando Molly se separo de él.
    Arthur se le acerco para abrazarlo cariñosamente. Todos los presentes se fueron acercando para saludarlo.
    Harry raparo en que eran muchos, algunos desconocidos para él, pero bien reconocia muchas caras que le sonreian….. Ron, Billy, Fleur, la profesora McGonagan, Tonks, Madame Maximm, Hagrid, Neville, Luna, Oliver, Alicia, Katie, Seamus, Dean (aun algo resentido por lo de Ginny) por cierto…..donde estaba Ginny? Y Hermione?
    Como si le hubieran leido el pensamiento, bajando por la escalera aparecieron Ginny y Hermione sonriendo abiertamente. Harry se sorprendio al ver que ambas habían cambiado mucho. Ginny era……preciosa, no es que antes no lo fuera pero……….madre mía!!!.

    – Harry!!!!!!- Gritó Hermione lanzandoose a los brazos de su amigo. – Cuanto te hemos echado de menos. Me alegro de ver que estas bien.- Lo examinaba igual que la señora Weasley. Se separó para que Ginny tambien hiciera presente.
    -Me alegro de verte, Harry. Por fin estas en casa- Le regaló una tierna mirada y un beso en la mejilla, que a Harry se le grabo en el corazón.
    Pasaron una agradable velada. Mucha de la gente que Harry no conocia, marcharon nada más saludarlo. Era tiempos peligrosos y la madriguera y alrededores era bien conocidos. Era un blanco fácil para los mortifagos.
    Despues de la cena y por turnos para no levantar sospechas, acabaron de marchar el resto de los invitados. Hagrid y Minerva fueron los últimos en despedirse.

    – Tenemos que velar por Howgarts ahora que…. – Los ojos de la profesora se llenaron de lágrimas. Habia bebido un poquito y estaba mas sensible de lo normal en ella.
    – Todos lo echamos de menos profesora…. gran hombre Dumbledore.- Hagrid abrazó a Minerva, intentando que no vieran que a eél tambien le surcaban dos lágrimas por su gran rostro. Carraspeo. – Vamos profesora, vamos. Se nos hace tarde. Será mejor que me la lleve. Buenas noches a todos. Nos vemos en breve en Howgarts- Y dicho eso Hagrid ayudo a la profesora McGonagall a salir de la madriguera.
    – Por cierto Harry, nuestros regalos estan en tu habitación. Espero que te gusten…..- Se despidio con la mano que tenia libre y desaparacieron.

    En la casa, solo quedaron la familia Weasley, Tonks, Lupin, Fleur y Hermione.
    – En Howgarts?- Pregunto Harry a Billy, extrañado.
    – Si, iremos en unos dias para restaurar lo destrozado en Howgarts y … bajo el volumen para una reunion de la orden – Y dicho entraron en la casa.

    – Remus, te quedas a dormir?- Pregunto el señor Weasley mientras servia mas cerveza de mantequilla en dos vasos.
    – Si no es ninguna molestia Arthur, me gustaría hacer noche aqui y disfrutar de vuestra compañia – Miro de reojo a Tonks, que charlaba con Ginny y Hermione. Aceptó el vaso que Arthur le ofrecia y se fue a sentar al lado de la chimenea, donde conversaban sobre dragones Charlie y Billy.

    Molly estaba recogiendo la mesa con la ayuda de Fleur. Desde el ataque en Hogwarts se habían unido mucho. El ver que su nuera seguia adelante a pesar del estado de Billy….Le había demostrado que el amor entre ellos era verdadero, y que, a pesar de que su futura nuera era en ocasiones cargante e incluso petulante, no se imaginaba la familia sin ella.
    Harry hablaba con Ron y los gemelos de avances de los productos “Weasley”, pero su mente repasaba la noche. A pesar de que la cena había sido muy agradable, Tonks, Hermione y sobretodo Ginny estaban muy raras. Ginny ni se le había acercado apenas. Se mantenian las tres hablando en susurros…. casi les había molestado que Ron les pidiera que se unieran a ellos, cuando los gemelos iban a mostrar su ultimo invento, los cepos gangrena.
    – Causaran furor- aseguro Fred.

    A las tres tocadas, la señora Weasley los mando a la cama.
    -Venga, que es tarde y sin rechistar- añadio cuando vio que los gemelos iban a protestar.

    Como una larga procesion, fueron subiendo a sus habitaciones.
    Harry, Ron y Charlie dormirian en la habitación de Ron. Billy con Remus en el altillo. Los gemelos en su antigüo cuarto.
    Las chicas dormirían en la habitación de Ginny, donde habian instalado una tienda como en los campeonatos, que habían asitido hacia tres años.
    Harry intento alcanzar a Ginny por las escaleras, para deserale al menos las buenas noches, pero Hermione, que iba detras de Ginny no le dejo. Así que, mosqueado siguio a Ron hasta la habitación.
    – Que pasa con Hermione, a caso no se había dado cuenta de lo que había hecho??? – Pensó amargamente Harry mientras se ponia el pijama y se metia en el plegatin que le habían instalado. – Hermione sabía perfectamente sus sentimientos. Sabía lo que había pasado entre Ginny y él y ……… parceia ignorar la situacion en la que se encontraban – Se tapo con la manta. Ron ya estaba en un profundo sueño y Charlie trasteaba en su baúl. Estaba cansado. Se dio la vuelta y se propuso que mañana hablaria con Hermione.
    – No. Ahora es tarde, Harry. Nunca más.- Y veía como Ginny, con rostro gélido y mirada intensa se alejaba de él. Por mas que corría hacia ella, nunca la lograba alcanzar. Esa pesadilla turbo el sueño de Harry. El sueño era siempre lo mismo pero cambiaba de ubicación: en el ministerio, en la sala común, en la madriguera…….cuando se acercaba lo suficiente a ella ¡puff! Se desvanecía e iba a parar a otro paraje, donde volvía a ver a Ginny y volvía a oír aquellas palabras.

    -Harry, Harry despierta. Te encuentras bien Harry? Estas empapado en sudor…. – Era Charlie, aun estaba en pijama. Se puso las gafas para poder enfocar mejor.

    – Si estoy bien. Es que he soñado con…….. Dudaba si revelar su sueño o no.

    – Con Ginny – Dijo Charlie mientras se levantaba para zarandear a su hermano. Harry se sorprendió. Acaso había gritado en sueños? O es que Charlie practicaba legemancia con él?.

    – Como….como lo sabes? – Preguntó mirándolo lentamente. Realmente Charlie con el pijama y el pelo revuelto, no aparentaba su edad.

    -Bueno, estoy al corriente de muchas cosas. Se lo que paso en el colegio entre tu y Ginny. Ella te quiere desde ya hace mucho, sabes Harry? Creo que desde que te ayudamos a cruzar la barrera del andén 9 y ¾ . Esta muy rara, verdad? No es la única, también Hermione y Nelly – Miro a Harry y sonrió. Al ver la cara de interrogación de Harry, añadió: – Nelly, Nynphadora………Tonks. La verdad es que Nelly es un nombre más femenino que Tonks, no crees?. Se le ocurrió a Ginny. Vamos Ron, arriba!!! Duermes mas que un cola cuerno!!!!!!- Volvia a zarandear a Ron – Ah!!! Ya sé!!! Ronald……… El desayuno nos esta esperandoooooo – Y como si se tratara de palabras mágicas, Ron saltó de la cama y se puso las zapatillas. Harry no pudo evitar reírse al ver la cara de Ron, buscando el desayuno.

    – Sabes por que están tan raras, Charlie. Cuando nos despedimos antes de verano, ninguna de ellas tenía esta ….actitud. Incluso Tonks, la observé ayer y estuvo fría con Lupin. Y eso que es el hombre que ama!!!! – Dijo Harry saliendo de la cama y cambiándose de ropa. No quería bajar sudado.

    -Es verdad, se puede saber que les pasa?- dijo desperezándose Ron. También estaba mosqueado, sobretodo con Hermione que apenas le había dirigido la palabra. – Hermione desde que llego hace unos días, no se despegado de Ginny y Tonks. Cada vez que nos acercamos a ellas, callan y esperan a que nos alejemos para seguir conversando. Casi no nos podemos acercar sin temor a que nos asesinen con la mirada- Las orejas de Ron se estaban poniendo coloradas.

    Charlie se dirigió a la puerta y dijo: -No se que les ronda por la cabeza. A lo mejor es algo de la orden. La verdad es que están muy raras. También esta el tema de la boda, no se que les pasa a las mujeres cuando hay una boda por medio. Además esta el tema de los ataques. Se que Hermione esta un poco asustada por sus padres. Recordar que son muggles. Por que no intentáis hablar con ella hoy? –

    Ron se dio un golpe en la frente con la palma de la mano – Tienes razón! Casi se me había olvidado. Harry, intentaron matar a los padre de Hermione hace una semana. No se sabe quien les ayudo, pero les fue de muy poco – Dijo Ron un poco más animado

    – No me extraña que este rara entonces. – Dijo Harry miro entre cejudo a Ron. Como se podía haber olvidado de algo así. Sabía lo que sentía su amiga, él había perdido a sus padres.

    – Bueno que, venís? No se vosotros pero yo tengo el hambre de un danes verde y no me ayuda el sentir este delicioso olor.- Dijo Charlie mientras abría la puerta y se frotaba la barriga. Acto seguido abandono la habitación. Ron y Harry se miraron. Al dejar la puerta abierta, la habitación se lleno de un aroma delicioso que les invitaba a bajar a la cocina.

    -Si que huele bien!!!- Dijo alegremente Ron. Espero a que Harry se acabara de vestir y salieron juntos dirección la cocina.

    Cuando llegaron vieron que ya estaban todos. Era Ginny la que, con la ayuda de Hermione y Nelly estaba preparando el desayuno.

    -Vaya Ginny, no sabia que sabias cocinar- Intento molestarla Ron.

    -Tu no sabes muchas cosas….- Contesto de forma misteriosa Hermione. Se la quedaron mirando los que estaban a la mesa, por lo que Ginny se apresuro a añadir: -Si tienes cualquier objeción, Ron, puedes quedarte sin desayunar…o hacertelo tu!.- Miro a su hermano. -Emmmmmmmmm, ummmmmmmm . No mejor que no. Habrá que probar lo que has cocinado, no?- Añadió Ron viendo hipnotizado el gran plato de tortitas que llevaba su hermana. Realmente tenían una pinta deliciosa.

    Empezaron a desayunar. El desayuno que habían preparado era impresionante. Habían preparado tortitas con miel y nata, tostadas con varias mermeladas, bollitos de crema, huevos con beicon, panecillos con queso y lomo. Y Para beber habían zumos de calabaza, manzana verde, mandarina y naranja que estaban bien fríos; también había cerveza de mantequilla, te, café y granizado de arandanos. – Es una receta de la madre de Hermione – Dijo Ginny, señalando al granizado de arandanos. – Hemos pensado que, con la calor que hace, os apetecería- Dijo Hermione, mientras de servia dos toritas y se ponía miel. Durante el desayuno la única que hablaba era Fleur, que estaba poniendo al día a Harry de los preparativos de la boda. Los demás se limitaban a disfrutar de aquel desayuno y a alabar a las cocineras.

    Casi ya había finalizado cuando oyeron una dulce melodía. era triste pero hermosa. Harry la recordaba….claro!!! Era……….. Entro volando majestuosamente Fawkees, el fénix de Dumbledore y se poso con delicadeza en el hombro de Ginny. En la pata llevaba un pergamino. Lloraba. Ginny le acaricio suavemente la cabeza, lo que lo tranquilizó al fénix, y alcanzó el pergamino. Lo leyó para sí, sin dejar de acariciar al fénix. Su rostro se ensombreció. Miró significativamente a Hermione, Nelly, que se levantaron a la vez y se acercaron a ella. Ginny miro a sus padres. Por último, su mirada se poso en Harry, que sintió un escalofrió cuando se encontraron las miradas. Hermione y Nelly estaban ya detrás de ella leyendo por encima, cuando Ron intento quitarle el pergamino a su hermana, pero, sin apenas darse cuenta, se encontró con la varita de su hermana a milímetro de la frente. La punta de la varita estaba amenazantemente roja.

    – Ni se te ocurra, Ronald Weasley – La voz de Ginny sonaba fría y distante. Fue una advertencia tajante y que no admitía replicas. Por segundos los presentes pensaron que iba a embrujar a su hermano. Ron, completamente aturdido ante la reacción de Ginny se sentó y la miró. Pensó lo mucho que había cambiado, siempre había tenido mucho genio pero ahora parecía mas mayor e infinitamente lejana.

    Accio pluma Apareció una pluma de la nada, era muy bonita, de nacar liliáceo. Ginny garabateo su respuesta y después Hermione y Nelly. Ginny enrollo el pergamino en la pata de Fawkees y se dirigió a la ventana donde, después de acariciarle nuevamente el plumaje, lo mandó a volar. La señora Weasley suspiro, miro a su esposo, que se encogió de hombros.

    -Os preparare algo para el viaje- Y dicho esto, se levanto de la mesa y moviendo su varita hizo desaparecer los restos del desayuno de la mesa de madera.

  2. ESTOO LO ENCONTRE NAVEGANDO POR INTERNET OJALA Y LES GUSTE!!!

  3. Alaa! lo e leido y esta genial!

  4. esta super bueno dondee lo encontraste

  5. de donde

  6. joer ya tengo para leer esta noxe…
    q es del 7 libro????????¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  7. ya tengo para leer esta noxe…
    q es del 7 libro????????¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  8. niña!! no arruines la magia!! no seas asi!!
    estas publicando lo que sera el libro 7!!
    estas echando a perder la ilusion de muchos fans!!
    porfavor te pido que no lo publiques mas!!
    solo te lo pide de favor un amigo, un hermano fanatico…

  9. niña!! no arruines la magia!! no seas asi!!
    estas publicando lo que sera el libro 7!!
    estas echando a perder la ilusion de muchos fans!!
    porfavor te pido que no lo publiques mas!!
    solo te lo pide de favor un amigo, un hermano fanatico…

  10. kasandra ai mas de estos?¿ si los encuentras publicalos axas wapa:P=)

  11. pero no entiendo una cosaa!! kuando abla esa mujer kk no dice nobres k representa k es otra escena lo sueña el harry¿
    reponde porfavor kien sea!

  12. axass =)

  13. me a encantado sabes k paxa mas……jiji…….espero k giny ni hermion sigan asi de distantes cn harry y ron..:(

    jiji

  14. guauuu q intenso!!!!1 si se publican mas los vas a pones porfa!!!!!!

  15. hay no se si leerlo me mataria toda la magia por leer el 7 libro

  16. profr megustaria saber el titulo del fic o por lo menos la pagina . gracias

  17. donde lo conseguistes? yo ya lei el 7mo libro y no es esto…pero les dire que este fic es mucho mas interesante que el libro…la verdad que si y lo quiero terminar de leer.

  18. esto no tiene nada ke evr con harry potter 7…os lo aseguro. asi ke podeis leerlo trankilamente. supongo ke sera un fan fic de alguien…

  19. Hola!!! Quiero recomendar a HERMIONE-WEASLEY86
    Mega fanatica de sus fic’s.
    Muy buenos.
    Dios, estan petaos de insultos. (petaos=llenos)😄
    Aunque tambien tiene sus escenas de terror y amor, todas MUY BIEN descritas. Me enkantan
    Me rei mucho con el fanfic de ‘HOGWARTS, LA HISTORIA NO ESCRITA’
    Trata de Slytherin, Gryffindor, Hufflupuff y Ravenclaw.
    En serio, esta muy bien,
    Pero, creo, que el fanfic que mas me gustó fue el de ‘CUANDO ME DI CUENTA DE QUE ESTABAS AHI’
    Ese está bárbaro.
    Un beso!

  20. please mandame el link de donde lo encontraste quiero continuar leyendolo

  21. donde lo conseguistes? yo ya lei el 7mo libro y no es esto…pero les dire que este fic es mucho mas interesante que el libro…la verdad que si y lo quiero terminar de leer.

  22. Hola a todos ^^!! Soy nueva en este foro, asiqeu portaos bien xD, pos esque ami me encanta escribir histrias, y sobre todo si son de harry potter, soy muy muy fan de ello, y aber si me quedo para siempre en este foro con todos vosotros ¡¡sera imposoble separarme del ordena ahora xD ;)!!

  23. esta super te felicito

  24. por que no tienen categoria harry/hermione pero bueno esta super

  25. CONTINUALO POR FA STA RE BUENO

  26. felicidades x el fic

    ERES GENIAL

  27. por que lo cortan, quiero saber por estan raras?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: